top of page

Professional Group

Public·36 members
Yefim Fedotov
Yefim Fedotov

El Tiempo De Las Mujeres



La idea del ciclo es realizar un recorrido por la vida de mujeres que, formadas en una época donde la sensibilidad hacia la condición femenina era prácticamente residual, han llegado muy lejos y se han convertido en toda una referencia para diversas generaciones.




el tiempo de las mujeres


Download Zip: https://www.google.com/url?q=https%3A%2F%2Fvittuv.com%2F2u1Q80&sa=D&sntz=1&usg=AOvVaw2Zfm3W5b7-Eu3n3Opg5_zB



Se trata de un ciclo de conversaciones protagonizado por mujeres muy sobresalientes de la sociedad española, que charlan sobre su trayectoria con una periodista aragonesa. Las protagonistas de las seis primeras sesiones fueron Manuela Carmena, Pepa Bueno, Elvira Lindo, Teresa Perales, Cristina Garmendia y Maixabel Lasa, que fueron entrevistadas, respectivamente, por Genoveva Crespo, Carmen Ruiz Fleta, Carolina González, Lola Ester, Eva Pérez Sorribes y María José Cabrera.


El sentido común se entiende como las creencias generales de una sociedad sobre lo que es razonable. Por lo tanto, es de sentido común afirmar que si la población humana se divide casi igualmente entre mujeres y hombres, y los derechos humanos se definen como aquellos inherentes a la persona, sin distinción, tanto mujeres como hombres deben ser reconocidos como sujetos de iguales derechos. Entender lo contrario parece absurdo. No obstante, resulta que aún en el año 2019 decir esto sigue considerándose radical.


Resulta aún más radical cuando la igualdad se traslada al ámbito de la representación en los espacios de toma de decisiones. Por lo que la voz de más de la mitad de la población ha quedado fuera del debate público sobre los principales temas que le afectan directamente. Ante esta realidad, urge incrementar la representación de mujeres, especialmente en El Salvador.


A pesar de que el sufragio de las mujeres se reconoce desde 1950 en el país, aún no hemos alcanzado plena representación de mujeres en política, debido a la presencia de factores socioculturales y económicos que limitan nuestra participación como electoras y como autoridades electas. En las elecciones de 2018, pese a que la Ley de Partidos Políticos establece una cuota mínima del 30% de las candidaturas municipales y legislativas, solamente el 11% de municipios eligió a mujeres alcaldesas y el 30.09% de las diputaciones fueron ganadas por mujeres en la Asamblea Legislativa.


Es importante lograr que cada vez haya más mujeres participando en todos los espacios de la vida pública y espacios políticos de toma de decisiones. Sin embargo, más allá de la mera presencia de mujeres en estos espacios, es fundamental hacer de la política una práctica a favor de los derechos de todas las mujeres y niñas, es decir: una práctica feminista.


Actualmente, nos encontramos frente a una situación de extrema violencia hacia las mujeres. Según datos de la CEPAL, El Salvador es el país con mayor prevalencia de feminicidios en América Latina[1]. Además, solo en el año 2017, 136 niñas menores de 19 años quedaron embarazadas producto de violaciones. Es primordial reconocer que esta amenaza a las mujeres es también una amenaza a la democracia, pues esta depende no solo de si hay suficientes mujeres participando activamente en la toma de decisiones, sino también de que la vida misma de niñas y mujeres no esté constantemente amenazada.


Para caminar hacia la igualdad, debemos transformar las relaciones sociales y las instituciones con estructuras misóginas y patriarcales. Debemos proteger la vida de las mujeres y promover su acceso a formación y recursos, que garanticen mayor participación no solo en el gabinete de gobierno, en la Asamblea Legislativa o en las alcaldías; sino también al frente de empresas, medios de comunicación, organizaciones sociales, universidades y centros de pensamiento.


Para lograr esto, debemos construir una agenda común a favor de las mujeres, apoyada por las mujeres en todos los partidos políticos y otros espacios de toma de decisiones. Solo a través de la unión y la acción colectiva será posible la transformación real.


La labor política de las mujeres debe sumar y construir cambios a partir de pactos. En un contexto político donde el respeto al disenso y la escucha activa al pensamiento del otro son cada vez más escasos, las mujeres en política tienen que generar espacios de diálogo y negociación, con solidaridad y sororidad. Es el tiempo de proteger la vida, la salud, la educación, el desarrollo y la participación de las mujeres, con una práctica política diferente a la que tradicionalmente se ha vinculado con el poder.


La tristeza es una reacción normal ante los momentos difíciles de la vida. Pero por lo general, la tristeza desaparece después de poco tiempo. La depresión es diferente: es un trastorno del estado de ánimo que puede causar síntomas graves que afectan la forma cómo se siente, piensa y lleva a cabo sus actividades diarias, como dormir, comer o trabajar. La depresión es más común en las mujeres que en los hombres, probablemente debido a ciertos factores biológicos, hormonales y sociales que son exclusivos de las mujeres.


Si una mujer con depresión es su amiga o familiar, usted puede ofrecerle apoyo emocional, comprensión, paciencia, y también darle aliento. Pero nunca desestime sus sentimientos. Aliéntela a hablar con su médico u otro proveedor de atención médica y recuérdele que, con el tiempo y tratamiento, puede sentirse mejor.


Hable con su proveedor de atención médica sobre estos síntomas. Sea honesta, clara y concisa: su proveedor necesita saber cómo se siente. Es posible que le pregunte cuándo comenzaron sus síntomas, a qué hora del día ocurren, cuánto duran, con qué frecuencia suceden, si parece que empeoran o mejoran, y si le impiden salir o hacer sus actividades cotidianas. Puede ser útil dedicar tiempo para tomar algunas notas sobre sus síntomas antes de visitar a su proveedor.


Estar embarazada no es fácil. A menudo, las mujeres embarazadas deben lidiar con náuseas, aumento de peso y cambios en el estado de ánimo. Cuidar a un recién nacido también es todo un desafío. Muchas madres nuevas experimentan la tristeza posparto (baby blues, en inglés), un término usado para describir cambios leves en el estado de ánimo, así como sentimientos de preocupación, infelicidad y agotamiento que muchas mujeres experimentan durante las primeras dos semanas después de dar a luz. Por lo general, estos sentimientos duran una o dos semanas y luego desaparecen cuando la madre nueva se adapta al recién nacido.


La depresión perinatal es un trastorno del estado de ánimo que puede afectar a las mujeres durante el embarazo y después del parto, y es mucho más grave que la tristeza posparto". La palabra "perinatal" se refiere al período de tiempo antes y después del nacimiento de un bebé. La depresión perinatal incluye aquella que comienza durante el embarazo (llamada depresión prenatal) y la que comienza después del nacimiento del bebé (llamada depresión posparto). Las madres con depresión perinatal experimentan sentimientos de extrema tristeza, ansiedad y fatiga que pueden dificultarles llevar a cabo sus tareas diarias, incluidos el autocuidado, el de su nuevo hijo o el de otras personas.


No todas las mujeres que tienen depresión experimentan todos los síntomas. Algunas mujeres tienen solo algunos, mientras que otras tienen muchos síntomas. La gravedad y la frecuencia de estos, así como su duración, variarán según cada persona y la gravedad de la enfermedad.


Los científicos del NIMH están llevando a cabo una gran cantidad de estudios de investigación con pacientes y voluntarias sanas para comprender mejor por qué algunas mujeres presentan un mayor riesgo que otras y cómo pueden convertir estos hallazgos en nuevos tratamientos o dar nuevos usos a los tratamientos existentes.


Los síntomas de la menopausia varían ampliamente. Algunas mujeres no tienen síntomas, pero otras presentan síntomas que van de moderados a graves. Además, algunas mujeres pueden tener síntomas durante 1 a 2 años, y otras los pueden tener continuamente.


  • Facebook Twitter RSS Red social de literatura, comunidad de lectores y comentarios de libros 109.282 libros, 24.383 autores y 86.359 usuarios registrados Lecturalia

  • Ignacio Martínez de Pisón

El tiempo de las mujeres googletag.cmd.push(function() if(gts_ads['cabecera-sup-int'] && lazy_ads['cabecera-sup-int'] === 2) NSLec.displayAd('cabecera-sup-int'); ); El tiempo de las mujeres Ignacio Martínez de Pisón Editorial: Anagrama


La joven María, tras la inesperada muerte de su padre, se siente forzada a ocupar el vacío que éste ha dejado. Pero cómo negarse a asumir responsabilidades cuando de lo que se trata es de sacar adelante a una familia como la suya, con una madre desasistida e inmadura, una hermana atolondrada y mística y otra que sólo parece pensar en fugarse de casa? Novela sobre el destino y sus muy variadas herramientas, El tiempo de las mujeres es también una novela que habla de la intimidad compartida y del secreto, de cómo en el seno de la familia el choque entre ambos acaba revelándose inevitable. Y, sin duda, también es de las más ambiciosas y logradas novelas del autor, que confirma plenamente la afirmación de Ángel Basanta: Ignacio Martínez de Pisón ha consolidado una de las trayectorias narrativas más apreciadas de cuantas han aparecido en estos lustros, con atención simultánea a la narración y a la novela.


Una novela profundamente sincera que nos muestra la vida íntima de una familia a través de las hijas, María, Carlota y Paloma; los capítulos se hacen con las voces de cada una, narrando desde sus puntos de vista los conflictos de su propia vida y la vida que comenzaron a llevar en común después de la muerte del papá, la cual desencadenó problemas tanto emocionales como económicos. Nos muestran lo que sienten (eso es lo que más me gustó, porque me hizo pensar que nosotros los hombres no somos distintos de las mujeres), y no se pierden en aburridas divagaciones filosóficas sino que presentan los hechos de forma clara y concisa, por lo que las trescientas setenta y pico de páginas de la novela se leen sumamente rápido. Esta novela es, entre otros asuntos que toca, una novela de transición de la infancia a la madurez, de cómo unas adolescentes y su madre tuvieron que comenzar de nuevo sin la persona que era el sostén del hogar. Muy, muy, muy recomendable. 100%.


About

Welcome to the group! You can connect with other members, ge...

Members

Group Page: Groups_SingleGroup
bottom of page